No voy a hablar de las lágrimas de San Lorenzo pese a la fecha en la que estoy escribiendo esto y al titular sino de la autentica lluvia estelar que cayó sobre mi el sábado en la Gala Starlite.

Os quiero contar mi experiencia para que la viváis a través mío. Una vivencia inolvidable, desde luego.

20130813-002328.jpg

He de decir que acudí como sustituto de mi casi hermano Victor Puerto. Mi papel fue el de acompañante de su esposa, Noelia Margotón a la espera de que el diestro tuviera tiempo de regresar de una lidia en la que triunfó, por cierto. Noelia es de esas mujeres de mi vida y, de la que pienso, que posee una personalidad arrolladora y magnética que bien vale descubrir.

El caso es que, me pensaba, en primer lugar que no sería del todo bien acogido puesto que esperaban a mi amigo y no a mi y, en segundo lugar, creí que iba a ser un acto benéfico más de esos a los que la gente va solo por figurar y lucir galas; pero me equivoqué. Nada más llegar me percaté de que se va al Starlite a ayudar, y que tras tanta pajarita y lentejuela, hay un trabajo solidario real destinado además a los mas cercanos, Con resultados palpables como las becas para niños sin recursos de la fundación Lágrimas y Favores. No os voy a dar la relación de premiados puesto que ya la habréis leído.

Y también erré en el recibimiento. Hacía tiempo que no me sentía tan aceptado, tan acogido.

Os cuento algunas de las personas que me gustó encontrar y por qué no, conocer más en esa velada.

Momento fan loco estar a pocos metros de Melanie Griffith. Para muchos de los que leéis esto, supongo que será la esposa de Banderas, pero, para mi, es una auténtica estrella de Hollywood con películas que marcaron mi infancia y juventud como “Algo salvaje” o la maravillosa “Resplandor en la oscuridad”. Verla llorar y declarar su amor por su marido ante todos, me compensó carreras y horas de espera.

Momento gracioso. No solo uno, hubo muchos. Pero nada como pasar horas riéndonos con Pasión Vega y Sara Baras o cotilleando con María José Suárez o moneando con Laura Sánchez y compañía. Sin embargo, os quiero destacar a Soraya Arnelas y Miguel Herrera. Viva la normalidad!!! y Viva el sentido del humor!!! Noelia y yo no pudimos tener mejor compañía de mesa junto a esta pareja y el resto de comensales entre los que destaco a Lourdes Marcos (cuyos zapatos darán mucho que hablar)

20130813-002552.jpgMomento reencuentro para mi fue volver a estar con Paloma Cuevas. Gracias, amiga por ser como eres, por estar tan pendiente de todos, por tu generosidad y por tu cariño.

Momento reencuentro 2. Mi Mariló Montero. Guapa por dentro y por fuera, y siempre con un buen consejo en la boca.

Momento reencuentro 3, estar con los compañeros de siempre como en casa, Aurelio, Rafa, Ricardo, Lorenzo, Saul, Mariñitas (olé tú), Bea y sobre todo, mi Teresa (reina de Mazagón y de las redacciones)

Momento ternura lo tuve con Innocence y su recuerdo a una amiga que ha perdido. Se que todos los que habéis hecho de la Gran Vía el Broadway madrileño estáis tristes por una pérdida pero, sonríe. Posees una de las sonrisas más bellas y además tienes fuerza para ayudar a esa familia que ha quedado rota. El ejemplo lo tienes en casa, sabiendo crear armonía entre amores pasados y presentes.

20130813-003032.jpg

Momento descarado el mío con Eva González y Cayetano. Solo a mi se me ocurre preguntar lo que había oído horas antes en Sálvame y solo a ellos se les ocurre tomárselo con tanta tranquilidad. JAJAJA. Cómo me pude reir con vosotros. Esos son capotes y sí, yo también he revoleado una silla alguna vez porque no sabía qué hacer con ella. Bueno, y cortado una corbata con un cuchillo porque no podía quitármela.

Llegó el momento agradecimiento. Muchos.

El primero a Carmen Lomana. Gracias por, pese a no ser realmente mi amiga, me has demostrado más apego que los que presumen de serlo. Con los 140 caracteres de un twitter hiciste por mi pareja y por mi mucho, desenmascarando a alguien que pretendía estafar a medio Sevilla y que cuando lo descubrimos se defendió como un gato “gordo” de angora panza arriba. (por cierto, Pedro me ha encantado que me llamaras Maricón de esquina. Lo he hecho eslogan. Al menos en las esquinas corre aire fresco y se ve venir a la gente de lejos)

Otro agradecimiento va para Alejandro Nuñez. Sin ti no me atrevería a hacer lo que hago. Eres mi mayor apoyo y mejor consejero. TE QUIERO.

Gracias a Mamé de la Vega. Gracias. Pedazo de smoking, de fajín y de pajarita. Otros presumieron de marcas de renombre; yo de trabajo andaluz, bien hecho.

Gracias a Antonio García, por poner más bella si cabe a mi amiga del alma.

Gracias a ella. A Noelia, por estar ahí y ser la hermana que no tengo.

Y por último. gracias a Sandra García Sanjuán. Has colocado a Marbella en el sitio del que no debería haber dejado de estar. Has sabido crear un evento único. Has conseguido que la solidaridad de las estrellas se haga realidad. Y, desde mi interior, gracias por recibirme con los brazos abiertos. No lo olvidaré

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Usamos cookies para mejorar la navegación. Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies