Hola

Este es un post que nunca pensé que iba a ser así. Hace unos días, iba a contaros por aquí como fue mi experiencia en la gala homenaje al maestro del baile granadino Raimundo Heredia. Es más, iba a entonar un canto a la vida vivida, disfrutada.

Tan solo 7 días después de homenajearle en el auditorio Manuel de Falla de Granada, me entero de que ha muerto repentinamente y pensé,

“¿cambio por completo el texto y hago una especie de necrológica del bailarín?” Yo mismo me respondí, “NO”

NO porque me niego a pensar en la muerte ante una persona que guarda experiencias con las que soñaría cualquier novelista. En el año 1953, un guitarrista sueco puso sus ojos en un chico del Sacromonte que bailaba con mucha gracia. Sabiendo del hambre que se pasaba en la época, le propuso que le acompañara a Suecia para ilustrar unas conferencias sobre flamenco en Oslo.  A los tres meses, aprendió el idioma y lo que iba a ser una corta temporada, se convirtió en una década de apoteosis artística durante la que se granjeó la amistad de la intelectualidad del momento. Desde Ingmar Bergman a Ingrid Tullin o Ava Gardner en España. Ese portento bailando es Raimundo Heredia. El tío Raimundo.

Ahí nace la leyenda de “Las manos más bonitas del flamenco” que han ilustrado todos los documentales que hay sobre el baile de Granada, la Zambra, lo que realmente entienden en el extranjero por flamenco.

Pues ese genio que subió a los cielos, bajó a los infiernos. La vida le quitó fama y dinero pero le devolvió a su tierra y le regaló una familia enorme de cosanguíneos y de cariños.

Su legado no se perdió, junto a Curro Albaycín lo fue regalando a los chiquillos y las chiquillas que veía con talento, con genio, con el duende que solo entendemos en el Sur y esa maestría se demostró en el escenario. En lo que pensábamos iba a ser un festival pero que acabado siendo el mayor de los homenajes y la manifestación de toda una herencia.

Raimundo se marcha tranquilo sabiendo que sus hijos y nietos le quieren, pero también que deja muchos hijos de tientos y compás que van a seguir paseando por el mundo su nombre.

Aquí tenéis una de sus últimas entrevistas en la cadena Ser de Granada

Yo tuve el honor de ser espectador de excepción de esa noche. Una larga noche pero que ahora, sabiendo lo que pasaría después, se me antoja corta

Estas son algunas de las imágenes que quedarán para el recuerdo del genial Raimundo Heredia y que captó Óscar Ocio Granada.

Raimundo en esencia pura ante y entre los suyos, en la que fue la noche de su adiós para siempre. No hay mejor despedida posible que irse con alegría y dejando estampas como las que véis.

A continuación, las fotos y vídeos que capté con mi Huawei P9Plus

Tres personajes con arte y genio dentro. El Ilustrísimo Rafael Amargo, amigo y familia, una gitana valiente y luchadora, Noelia Heredia La Negri y el único Tomás de la Cruz
El genio y guardián de los secretos de la Zambra, Curro Albaicín
Sólo una letra nos separa
Mi reina de la copla, Joana Jiménez
Estrella Morente en plena pose
Mi Mellizo, Fernando Soto
Joana en su esplendor
Mi “manica” del alma Marina Heredia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Usamos cookies para mejorar la navegación. Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies