Comenzamos esta aventura de lasgafasdemorante.com abriéndome de par en par.

Os hablo de creencias, de religión. Empieza una época del año muy importante para muchas personas. La Cuaresma. Yo no soy ejemplo de nada. Tengo mi propia forma de entender y vivir la fe pero sé que muchos se sorprenden porque siendo como soy, sienta devoción por una imagen como la Macarena.

Hay conocidos míos que desconocen porque cada viernes santo trato de verla de frente por cualquier calle de su barrio o el motivo por el que cada vez que visito Sevilla acudo a su basílica.

Reconozco también que algunos podéis pensar que es folklorismo e incultura. Incluso me podéis tachar de “fanático”  pero si veis el vídeo, comprobaréis que me emociono y que tengo una buena razón.

En estos momentos, estoy escribiendo mientras en las noticias se habla de un chico condenado por poner su cara a un Cristo o de la drag de las Palmas de Gran Canaria que ha dado una lección de libertad al vestirse como vestimos a las imágenes marianas. Sinceramente lo veo bien. Puede no gustarte, incluso pensar que ofende, (me guardo que me parece) pero reconozco que es el libre pensamiento de un individuo y lo puedo respetar. Otra cosa es que considere que es un recurso fácil. Meterse con las creencias de los demás garantiza una rápida repercusión y una reacción inmediata. Pero bueno, sin atrevidos, la humanidad no habría avanzado.

Espero que después de ver mi testimonio, entendáis que se me escape alguna lágrima al verla venir. Que sí, que lleva muchas riquezas (también ayuda la hermandad a mucha gente). Que sí, que es una escultura de madera (pero qué talla, a ver quien la iguala).

Lo único que me da reparo es tener que ver la tumba de un señor que mató a mucha gente en un sitio al que acudo buscando paz.visión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Usamos cookies para mejorar la navegación. Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies